Últimos temas
» Aviso Importante.
Lun Dic 06, 2010 2:04 am por Rosalie Hale

» mi ausencia
Dom Mar 28, 2010 11:54 pm por Bella Swan

» Feliz autocumpleaños!!!!!!!!!!!!!
Dom Mar 28, 2010 11:05 pm por Rosalie Hale

» Primer trailer!!!de eclipse!!
Vie Mar 26, 2010 7:30 pm por EvA SwAn

» Caminando hacia la casa de los Cullen
Sáb Mar 06, 2010 6:15 am por Camila Vasquez

» Paseo por el bosque
Jue Mar 04, 2010 2:19 am por Alice Cullen

» no digas SI , no digas NO
Mar Mar 02, 2010 4:21 am por Eleazar

» contemos hasta el infinito...
Mar Mar 02, 2010 4:20 am por Eleazar

» Felicidades Martha!!!
Miér Feb 24, 2010 6:23 pm por EvA SwAn

Conectarse

Recuperar mi contraseña


Aterrizando en París con los nervios de punta!!

Ir abajo

Aterrizando en París con los nervios de punta!!

Mensaje por Embry Call el Jue Ago 20, 2009 2:38 am

Me pasé todo el viaje con el culo inquieto, sin poder parar en el asiento, yendo varias veces al baño. Una azafata de unos treina y pico años se pasó todo el viaje preguntándome preocupada si me encontraba bien, si necesitaba algo de beber o una pastilla contra el mareo.

-Que no que no... solo quiero llegar ya... ¿cuanto falta?
-Ya solo quedan tres horas y media señor -me contestó con una sonrisa maternal.
-¿¡¡Solo dices!!? -se me escapó. La azafata aguantó una carcajada y yo me encogí en el asiento.

Cerré los ojos y respiré muy lenta y profundamente, como me había enseñado a hacerlo mamá cuando no podía dormir de pequeño. Y sin darme cuenta, conseguí dormirme pese a la postura antinatural en la que me había encogido.

-Señores pasajeros, les informamos de que aterrizaremos en París dentro de veinte minutos con diez minutos de adelanto. La temperatura es de dieciocho grados y se preveé un día soleado. Esperamos que hayan disfrutado del viaje y les agradecemos que hayan elegido nuestra compañía para efectuar este vuelo. Gracias y feliz viaje.

El piloto anunció esto en inglés y seguidamente en francés y yo me desperté de golpe. Veinte minutos... ¡¡Veinte minutos!!
Me desperté de golpe y abrí la ventana. Ya llegaba... ya llegaba... estaba a veinte minutos de mi Eva.
Pero los veinte minutos fueron eternos. En cuanto el avión tomó tierra me levanté de un salto, y la azafata de antes me volvió a sentar apoyándome una mano en el hombro.

-Señor permanezca en su asiento hasta que el avión pare, porfavor -me pidió seca pero amablemente.

Me resigné y me senté, aún nervioso, moviendo las rodillas. En cuanto oí al primer pasajero desatarse el cinturón, volví a levantarme de un salto y andé a grandes zancadas hacia la puerta de salida. Sentía que todo eso era una pérdida de tiempo, quería encontrar a Eva ya.
Bajé el primero del avión y aún me desesperé mucho más cuando las maletas tardaron quince minutos en salir. Cogí la mía de un tirón en cuanto la vi, y tiré dos más al suelo. Maldije por dentro y volví a subirlas a la cinta.
Troté sintiéndome eufórico como un niño pequeño en dirección a la puerta de salida, y paré el primer taxi que pasó por delante.

-¿A dónde se dirige? -me preguntó el conductor en inglés, pero con un fuerte acento francés.
-Mmmm... -me quedé pensando durante un minuto. ¿A dónde iba? Había leído la invitación de Eva pero no me acordaba del nombre exacto...-. Al hotel... hotel... Chateau no se qué... ¿puede ser?
-¿Al Tiara Château señor?
-Sí sí sí a ese -exclamé-. Creo... -dije esta vez en un susurro.

El taxista arrancó y los nervios volvieron a invadirme, haciéndome temblar las rodillas y empecé a morderme las uñas. Estaba en París, e iba a encontrarla. Iba a volver junto a mi Eva.

Me pasé todo el trayecto mirando por la ventana. París era precioso. Nunca había estado allí, y la verdad es que era muy chulo. Y de pronto vi algo que tenía que comprar, tenía que comprarlo para Eva.

-¡¡PARE!! -le grité de pronto al taxista. Él frenó de golpe y me miró asustado-. Ui... perdón, no quería gritar... ¿puede esperarme 1 minuto?
-Sí claro señor... -me contestó confuso.

Bajé de un salto y crucé la carretera esquivando a un ciclista con boina. Entré en una floristería pequeñita que había entre una cafetería y una tienda de pinturas.

-Hola... ¿hablas inglés? -le pregunté a la dependienta, una chica de más o menos mi edad, muy bajita y con el pelo corto de color negro azabache.
-Un poquito, sí.
-Genial. ¿Me puedes dar el ramo de rosas de la entrada, por favor?

Pagué y volví al taxi todo feliciano, llevando mi ramo de cincuenta rosas rojas para Eva.
avatar
Embry Call
Eclipse
Eclipse

Cantidad de envíos : 318
Edad : 28
Localización : En mi paraiso particular
Fecha de inscripción : 05/03/2009

Hoja de personaje
descripción:: Wolf man, buenorro quileute con mucha chuleria. De padre desconocido es la madre que lo parió. Acosado por Becca imprimado por Eva Swan y amado en secreto por Alice.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.